26/2/13

Con ganas de Primavera...y *qiuqian*


China es el origen del Columpio, o qiuqian, como ellos lo llamaron. Comenzó siendo un juego de las minorías étnicas del Norte y  con el tiempo, se extendió por todo el territorio y se convirtió en un deporte folklórico que se practicaba en las fiestas de la Claridad Pura y del Bote del Dragón.

En la dinastía Tang (618 - 907), columpiarse se convirtió en un juego de entretenimiento entre las mujeres. En el reinado de Tianbao, se instalaban columpios en la corte, en la fiesta de la Claridad Pura, para las concubinas y sirvientas.

Al principio, utilizaban las ramas de los árboles como armazón, y le ataban cintas de colores, y ya tenían un columpio!

¡Mientras más alto llegue el columpio, mejor será la vida en el futuro!


El qiuqian aparece en los poemas de las dinastías Tang, y Song, que hablaban de la alegría y la tristeza de las mujeres.


En algún sentido, el columpio llegó a ser un símbolo de la mujer en la antigüedad.





Oigo el viento y la lluvia.
Pasa la fiesta de los Santos.
Ensayo triste el modo de enterrar las flores
y es verde oscuro el camino del adiós frente a la casa.
Una rama de sauce, una pulgada de amor...
Quedé borracho ante el frío de abril
y canta un pájaro en el sueño de la mañana.
Todos los días barro el suelo del quiosco en el jardín,
y me alegra el buen tiempo como antes.
Abejas amarillas cercan la cuerda del columpio,
y esa cuerda conserva desde entonces perfume de su mano.
Sé que no volverán sus zapatillas bordadas con pájaros de amor
a impedir que el musgo
 habite el escalón de la noche.

( WU WENYING)












22/2/13

Las Meninas Menudas practican Pádel



Estas son las primeras 4 Meninas que juegan al Pádel!

¡Esperemos que en breve se sumen más a la práctica de este deporte!

¡Espero que os gusten!




 

 

 

 

¿Y si las vemos de más cerquita?







Para ver dónde juegan las Meninas Menudas
sólo tenéis que pinchar
*Aquí*





7/2/13

Danza de colores

Porque hay días que lo que me apetece es mirar por el objetivo...y concentrarme en los colores.

Henri Matisse," Notas de un pintor",1908.Teorias del arte contemporaneo.Ediciones Akal.

"...Tanto la armonía como la disonancia del color pueden producir efectos muy agradables. Muchas veces,cuando me pongo a trabajar, comienzo por percibir mis inmediatas y superficiales sensaciones cromaticas. Hace algunos años este primer resultado solia bastarme, pero hoy, si me satisfaciera con ello, mi cuadro quedaria incompleto. Señalaba las fugaces sensaciones del momento, las cuales no me servían para definir por entero mis sentimientos, y era muy posible que al dia siguiente no reconociera lo que querían decir. Deseo alcanzar ese estado de concentración de sensaciones que constituye un cuadro. Acaso me sienta momentáneamente satisfecho ante una obra terminada de un tirón, pero pronto me producirá tedio el mirarla; por lo tanto, prefiero seguir trabajando en ella para después poder reconocerla como un producto de mi mente..."